Saltear al contenido principal
Llegan Las Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS)

Llegan las Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS)

Con la media sanción de la Cámara de Senadores está al caer una nueva ley que tiene como objetivo la creación de sociedades por acciones simplificadas (SAS) como un nuevo tipo societario que se regulará por la misma ley y supletoriamente por la Ley General de Sociedades. El proyecto en cuestión incluye la simplificación de los procedimientos y la reducción de costos a través de la constitución por medios digitales y la implementación de modelos de estatuto que faciliten la inscripción en un plazo de 24 horas mediante el uso de la firma digital y la notificación electrónica.

Destacamos de la ley los puntos más salientes que entre otros son:

  • Constitución por una o más personas (no sería necesario 2 o más).
  • Objeto social plural claro y preciso. No necesariamente tiene que guardar conexión.
  • Con la excepción del Libro inventario y Balance, los demás registros societarios podrán ser electrónicos.
  • Apertura de cuenta corriente y de CUIT simplificado, sin necesidad de demostrar domicilios.
  • Capital mínimo equivalente a dos veces el salario mínimo vital y móvil.
  • La posibilidad de realizar las reuniones sociales a distancia (para el caso de SAS con más de 1 socio) mediante medios de comunicación simultáneos.
  • Otorgamiento de poderes por medios electrónicos.

El ojo de la cuestión, sigue puesto en facilitar y desburocratizar la mayor cantidad de trámites posibles para la gestión de negocios, ejemplo de este paradigma es también la digitalización de los depósitos bancarios que se podrán realizar a través del teléfono celular, según los anuncios del gobierno semanas atrás.

Estas medidas tienden al desarrollo del capital emprendedor, además, mediante beneficios impositivos para los aportes de inversión de capital, destacándose la creación del Registro de Instituciones de Capital Emprendedor y la creación de un Fondo Fiduciario para el Desarrollo de Capital Emprendedor (FONDCE).

Solo resta esperar la media sanción faltante y la reglamentación en cuestión para lo que entendemos será una revolución en materia societaria del 2017.